Verdura cocida

DSCF0364Muchas verduras desarrollan sus propiedades y su valor nutritivo y culinario mejor con la cocción. Se ponen en agua que se hierve hasta que se ponen blandas.

Otro método es calentarlas al vapor: se ponen en una rejilla encima del agua de modo que no toquen el agua sino solo el vapor.

Algunas verduras como la Patata; muchas legumbres como la Judía y el Garbanzo; muchas setas como el Boleto cetrino y la Armilaria de color miel son venenosas en estado crudo mientras que cocidas (en algunos casos también fritas) son alimentos apreciados.

Otras verduras como la Zanahoria, la Cebolla, el Ajo y el Tomate se pueden comer crudas, cocidas o fritas, lo que cambia de cierto grado sus propiedades, por ejemplo la cebolla cruda es más bien una especia para usar en pequeña cantidad que no una verdura.

El ajo, si cocido entero, pierde sus propiedades porque el calor destruye la enzima aliinasa que convierte la aliina del ajo en alicina que tiene la mayoría de las propiedades. Para evitar eso, es aconsejable cortar el ajo en trocitos y dejar que la enzima actúe durante 10 minutos antes de calentar. Lo mismo vale para la cebolla.

La Espinaca tiene ácido oxálico que puede empeorar la situación en el caso de diversas enfermedades, también impide la resorción del calcio. Si se cuece y se tira el agua de cocer, se quita una gran parte de ese ácido y así mejora las propiedades de esta verdura.

El tiempo de cocción depende de cada verdura. La cocción de las legumbres se puede acortar considerablemente si se ponen en remojo la noche antes que se cocinen. En muchos casos, el caldo de cocción se puede usar para otras cosas, ya sea para otra cocción, ya sea de bebida como caldo o decocción, ya sea para crear una sopa. O las verduras se dejan en su caldo y se comen como sopa.

Enlaces externos:

Vegetales que son más nutritivos al ser cocinados

Cómo calentar el ajo sin que pierda sus propiedades

Leave a Reply