Vegetarianismo

Patatas con ortiga y queso de cabra

Patatas con ortiga y queso de cabra

El vegetarianismo consiste básicamente en no comer carne. Por lo general -aunque no siempre- se incluye el pescado en la carne y así se excluye de la dieta. Por supuesto, se evita no solo la carne de músculos sino también cualquier otra parte del animal para el que el animal debe ser matado, como el hígado. Los vegetarianos consecuentes también evitan el cuajo de origen animal y con él muchos quesos. No suelen rechazar la leche (muchos sin saber que la producción de ésa, por lo general, tiene carne como subproducto).

La expresión “vegetariano de segundo grado” para una persona que solo come animales vegetarianos (evitando los omnívoros como el cerdo y el pollo) es más bien de broma.

Tradicionalmente, el vegetarianismo se asocia con un gran aprecio de los lácteos. Esa alimentación tiene una gran tradición en la India. Allí la leche se considera un alimento noble. Las clases superiores toman mucha leche y muchos evitan carne, forzadamente la de vaca. Las clases inferiores, sobre todo los intocables, no tienen tanto acceso a la leche y se tienen que contentar con la carne. Como en la producción de leche siempre hay algo de carne como subproducto, esas alimentaciones se complementan.

Bolas con sésamo y coco

Bolas con sésamo y coco

A partir de los años 1930 empezó un movimiento vegetariano en Europa que en las últimas décadas ganó muchos adeptos. En cuanto a la salud, es una antítesis al consumo exagerado de carne por una mayoría de gente en los países industriales que precisa una ganadería industrial con una pérdida de calidad de la carne. No obstante, para mucha gente, los argumentos principales son más bien éticos que de salud. En muchos casos, el vegetarianismo es muy estricto que uno se niega a comer carne en cualquier situación y de cualquier calidad.

Queso maasdam

Queso maasdam, así no hace falta carne

Sin carne no es ningún problema tener una alimentación completa y variada si uno incluye la leche y sus derivados (lacto-vegetarianismo) y tal vez huevos (ovo-lacto-vegetarianismo) en su dieta. En las áreas de la Tierra donde la leche no tiene tradición, tampoco el vegetarianismo tiene tradición alguna. Últimamente hay gente que rechaza todos los productos de origen animal (veganismo).

Muchos vegetarianos no limitan sus reglas de alimentación a prescindir de carne sino también eligen bien entre las verduras, frutas y cereales que comen. Muchos prefieren productos de agricultura ecológica. Muchos tienen alguna otra doctrina como la de evitar azúcar blanco, u otras simpatías por una alimentación natural. Algunos son crudívoros. Algunos evitan la leche como tal en favor de lácteos fermentados. Así se puede decir que no es el movimiento uniforme que puede parecer desde fuera.

Enlace externo:

Polémica sobre la alimentación esnobista (en inglés)

Por qué es más importante ser un omnívoro ético que un vegetariano (en inglés)

Canción inglesa: “I don’t eat Animals”

Leave a Reply