La diferencia entre curar y sanar

Un refrán latino dice: “Medicus curat, natura sanat”.

Si en esta frase algo no está claro, seguro es la pregunta: ¿Cuál es la diferencia entre curar y sanar? Hoy en día es común confundir estos dos conceptos, mucha gente usa el término “curar” (y palabras parecidas en otros idiomas) refiriéndose a lo que correctamente sería “sanar”.

El significado de la palabra latina “curar” es algo como “cuidar”. Hoy en día solemos olvidar que el médico no nos puede sanar, nos cuida, trata las enfermedades, la sanación la hace nuestro mismo cuerpo. Tampoco las plantas medicinales nos sanan (aunque se diga así), nos ayudan en el proceso de la sanación.

Mucha gente espera la sanación de los médicos. Si el tratamiento no funciona, a veces alguien culpabiliza al médico. Es posible, por supuesto, que el médico se haya equivocado en el tratamiento ya que el cuerpo es un sistema muy complejo y mucho queda por investigar. Como cada persona es un mundo, el tratamiento que le sirve a una persona, no necesariamente le sirve a otra persona con la misma enfermedad. Eso también es cierto para las propiedades e indicaciones de las plantas.

Además nosotros mismos tenemos que participar en el tratamiento de la enfermedad con nuestra manera de vivir, por ejemplo la alimentación y los ejercicios físicos y mentales. Seguramente es una deficiencia de muchos médicos que no nos informan lo suficiente sobre eso (muchos ni siquiera están bien informados). En el otro lado, mucha gente no quiere escucharlo, solo quiere tomar medicamentos sin cuestionar su estilo de vida. Eso incluso puede pasar con pacientes que buscan su sanación en la fitoterapia. Como nosotros en ABC de Plantas Medicinales no estamos convencidos de eso, damos un contexto más amplio y tratamos aquí también la alimentación. No podemos pretender un sistema indiscutible de conocimientos ni un concepto válido para todos pero sí que podemos dar algunas ideas y tal vez despertar una curiosidad que nuestros leyentes se informen en más detalle por otras fuentes y más que nada observen su cuerpo con sus reacciones.

La imagen negativa que mucha gente tiene de los médicos, se basa por partes en el malentendido que los médicos puedan y tengan que sanarnos. En general, los médicos hacen bien sus trabajos (aunque sea con ciertas aberraciones debidas a intereses económicos), sin embargo, no son sobrehumanos, tampoco lo son los fitoterapeutas. Tanto los médicos como los fitoterapeutas -y otros terapeutas de cualquier tipo- no sanan sino curan, es decir, nos cuidan y tratan las enfermedades dentro del margen de sus posibilidades. El resto es tarea nuestra y de la naturaleza.

Leave a Reply