Paleodieta

Cacahuetes

Importantes en esta dieta: frutos secos, aquí cacahuetes

La paleodieta o paleo-alimentación es una doctrina que se basa en la alimentación del paleolítico. Aunque no se sabe en detalle qué era comido y sobre todo en qué cantidad, hay unas tendencias que se pueden afirmar.s  La lógica detcirás de esta alimentación es que los humanos durante millones de años nos hemos adaptado a ella y así es la más natural para nosotros.

Como en el paleolítico no había ni agricultura ni ganadería, se evitan o limitan los cereales y la leche y sus derivados. Según dicen los adeptos de esta alimentación, unos 10.000 años, que se consumen esos productos, no son suficientes para una adaptación, la evolución va más lenta.

Coliflor

Verduras, aquí coliflor

La base de alimentación que se predica, consiste en frutas, verduras, frutos secos y pescado, en menor cantidad otra carne. No se toma mucho en cuenta si en el lugar concreto se conocía un producto o si es de otra parte del planeta ya que eso en la evolución humana no juega tan gran papel. Así esa alimentación sin duda alguna es más variada que la verdadera alimentación en el paleolítico, y probablemente con más vitaminas.

En general, se pone más acento en proteínas y grasas y se reduce la ingesta de hidratos de carbono. En principio se da preferencia a los productos con poco procesado, una alimentación relativamente natural.

No es de extrañar que hoy en día haya productos comerciales que se alaban con el predicado “paleo”. Si lo que lleva es lo que uno imagina como “paleo”, lo hay que averiguar cada quien por sí.

Bacalao

Pescado, aquí bacalao

Algunas personas han hecho muy buenas experiencias con esta alimentación y han superado o por lo menos llegado a controlar enfermedades que antes les parecían sin remedio. Para enfermedades de autoinmune como la esclerosis múltiple y el hashimoto se recomienda esta dieta, también se han encontrado buenos resultados para el cáncer (aunque con la multitud de cánceres que hay, no se puede generalizar) con una dieta con pocos cereales. Si esta alimentación es apta para personas con otras enfermedades, queda por investigar. A personas sanas seguramente no les hará ningún daño, pero tampoco será necesaria.

Leave a Reply