Leche vegetal

Bebida de alpiste

Bebida de alpiste

La leche, por definición, es un producto de las hembras de los mamíferos. No es vegetal.

Hoy en día, como mucha gente por una razón u otra rechaza la leche, se buscan bebidas vegetales para sustituirla, tanto para beber como para añadir a preparaciones como el muesli. Esas bebidas se suelen llamar “leches vegetales”.

Las razones para sustituir la leche por una bebida vegetal, pueden ser varias, como por ejemplo una alergia o problemas de digestión, preferencias de gusto, razones éticas por falta de acceso a lácteos responsables, alguna doctrina esotérica (macrobiótica, veganismo).

Es bueno tener en cuenta que lo de ser un sustituto para la leche no es cualidad inherente de las bebidas sino interpretación del consumidor. Las mismas bebidas se pueden tomar sin ningún pensamiento en la leche (e incluso se pueden mezclar con leche). Llamarlas “leches” es una expresión de que alguien valora mucho la leche y, por no poder usarla, toma un sustituto inferior. Otra vez, no es una cualidad de la misma bebida ser inferior a la leche sino es una interpretación del consumidor o también del productor.

Las propiedades de esas bebidas, claro es, dependen de la planta de la que se produzcan. Hay que tener claro que ninguna de ésas tiene una composición tan equilibrada de nutrientes como la leche. Uno puede vivir sin leche y sus derivados pero en el sentido estricto, uno no puede sustituir la leche por otros productos.

A veces alguien dice que esas bebidas son mejores que la leche. La realidad es más compleja que ese dualismo. Eso depende de la calidad de la leche y de la calidad del sustituto, también de las tolerancias personales de cada persona. El impacto al medio ambiente también depende de muchos factores como la forma de ganadería y la de agricultura, la procedencia de las materias primas (si vienen de la granja vecina o del otro lado de la Tierra) y la manera de tratar ésas.

Las recetas de tales bebidas varían según las plantas. Si se producen de legumbres como la Soja, hay que cocer ésas bien. Si son de cereales como la Avena, el Arroz o el Alpiste, es recomendable tratarlos por algo de calor. En casos como de las Almendras o las Chufas, las partes de las plantas se pueden usar crudas. En el caso del Coco, se puede usar crudo pero para extraer el aceite hace falta calor.

Tofu

Tofu

De la llamada “leche de soja” incluso se produce un producto que a veces se considera como sustituto del queso: el tofu (2ª foto). En verdad no tiene mucho en común con el queso. Ni siquiera fue inventado como sustituto de ese mismo sino que tiene su origen en Asia oriental donde el uso de lácteos no tiene tradición.

En principio el proceso es que se machaca la materia prima y se mezcla con agua, por ejemplo con una batidora o una licuadora, a veces se añade algún otro ingrediente como aceite o un endulzante a gusto. Se puede filtrar lo que queda sólido si uno lo quiere.

La mayoría de las leches vegetales comerciales no son recomendables. Muchas llevan un alto porcentaje de azúcar (p. ej. leche de almendras con más azúcar que almendras). Por lo general llevan aditivos químicos. Siempre es la mejor opción hacerlas caseras.

Enlaces externos:

Cómo hacer “leche” de almendras

Intereses detrás del veganismo

Leave a Reply