Indigestión

Mentha spicataSe llama indigestión cualquier problema de la digestión. El término técnico -definido con más precisión- es dispepsia.

Para combatir la indigestión se pueden usar plantas y preparaciones digestivas: muchas plantas aromáticas, varias verduras como Ortiga y Ajo, algunas setas como la Seta barbuda, infusiones como de Manzanilla o Hierbabuena, frutas como la Piña, maceraciones como de Salvia de los prados en Vino tinto, lácteos probióticos como el Yogur, para la digestión de grasas el Café; y muchos otros productos. En el caso de escasez de jugo gástrico, la Imperatoria es recomendable.

También es útil para la digestión tener un ritual regular antes de comer. Se conoce en la etología (la ciencia de la conducta como parte de la biología) el principio del reflejo condicionado, por ejemplo es posible condicionar un perro que cada vez cuando escucha una campana, le fluya saliva porque asocia el sonido con la comida. Si cada vez antes de comer hacemos el mismo ritual, también fomentamos el flujo de saliva. Por eso puede ayudar a la digestión rezar cada vez antes de la comida. Da igual si uno reza a Dios o a la Madre Tierra o simplemente se concentra en el agradecimiento de tener comida. En tiempos de abundancia solemos olvidarnos del valor de la comida y de la gente que ha trabajado para que la tengamos. Con la comida rápida (fast food, se pueden incluir en algunos casos los complementos alimenticios) no solemos estar preparados psíquica y físicamente a la comida. Y así surgen cada vez más problemas de digestión. Para evitar tales problemas es aconsejable comer con tranquilidad y con consciencia de lo que estamos comiendo y su proveniencia. Si alguien prepara su comida en casa, ya tiene su ritual.

Leave a Reply