Crudivorismo

Uvas pasas

Uvas pasas

Los crudívoros suelen comer comida cruda por la convicción que muchos productos pierden sus propiedades con el calor. Es una forma de comida natural.

Como no tienen ideología que lo cocido sea dañino sino solo que le falta algo, muchos crudívoros no son 100% estrictos. Por ejemplo aceptan invitaciones a comer aunque no sea comida cruda. Así se aseguran que su dieta no sea un obstáculo en la vida social. Además con eso evitan la ortorexia.

Una dieta cruda precisa saber bien cuáles productos son aptos para el consumo crudo. Los cereales, por ejemplo, para que sean bien digeribles en estado crudo, se dejan germinar. Algunos aceptan también los copos de avena que han sido expuestos al vapor para ser más digeribles. Verduras que en estado crudo son venenosas, como las judías, la soja y las patatas, se tienen que evitar.

Bolas con sésamo y coco

Bolas con sésamo y coco

Una buena base de una alimentación cruda son frutos secos, como almendras, pasas, nueces, albaricoques secos, también semillas como sésamo, chía, amapola, frutos de cáñamo.

Por lo general, los crudívoros no comen carne. Hoy en día hay quienes se juntan a la moda de no comer nada de origen animal. Otros consumen derivados de leche. En principio, los lácteos son ideales para una dieta cruda porque tal cual tienen propiedades probióticas mientras que con el calor (leche pasteurizada, por ejemplo) no solo pierden sus propiedades sino incluso se pueden volver dañinos. El problema es que la leche cruda para mucha gente no está a su alcance. El yogur y ciertos quesos, aunque estén hechos a partir de leche pasteurizada, se pueden considerar productos crudos porque con las bacterias probióticas añadidas han vuelto a ser productos vivos (aunque no vuelven a tener todas las propiedades de la leche cruda).

Los crudívoros no suelen rechazar bebidas calentadas como las infusiones. Así en temporadas frías también pueden tomar algo caliente para calentarse.

Leave a Reply