¿Cómo preparar una maceración?

Maceración de gayuba

Maceración de gayuba

La Maceración es una forma de extraer las propiedades curativas de las plantas que permite que no se pierda ningún principio vital por la acción del calor.

Esto es especialmente importante en aquellas plantas con vitaminas o enzimas sensibles al calor.

Otra razón para preferir la maceración en frío a la infusión puede ser que algún ingrediente que con el calor traspasa al líquido no sea deseado. Eso se aplica a plantas con muchos taninos como la Gayuba.

Es aconsejable utilizar agua hervida para conservar durante más tiempo el resultado de la maceración.

1º – Se desmenuzan las plantas y se ponen en un recipiente de vidrio o porcelana.

2º – Se añade el agua fría y se deja reposar entre 6 y 12 horas. Para las partes blandas basta con 6 horas. Para las partes más duras de 12 a 18 e incluso más).

3º – Se pasa por un colador y ya está preparada para tomar.

Con las debidas precauciones (recipiente limpio, agua hervida, planta bien limpiada, lugar fresco y protegido ante el polvo) las maceraciones pueden conservarse hasta 24 horas en verano y 48 en invierno.

También se hacen maceraciones con vino, según la planta, tinto o blanco (p. ej. Salvia de los prados en vino tinto para el uso interno y en vino blanco para el uso externo) y maceraciones en aceite. En estos casos se deja macerar durante más tiempo, hasta varias semanas.

Leave a Reply