¿Cómo preparar un cocimiento o decocción?

Las tisanas de Plantas Medicinales son la forma más común de beneficiarse de sus propiedades. Se distinguen la infusión y la decocción.

Cuando por el tipo de planta o parte seleccionada se aconseja su cocimiento o decocción para extraer sus propiedades curativas, se procederá de la siguiente manera:

1º – En un recipiente adecuado para el fuego se echa el agua fría y las plantas convenientemente desmenuzadas.

2º – A fuego lento se lleva la mezcla a ebullición y se mantiene hirviendo entre uno y cinco minutos, según las indicaciones de la planta o tisana.

3º – Se retira el recipiente del fuego y se deja tapado durante 10 minutos.

4º – Se recupera las gotas de la tapa, se pasa la mezcla por un colador y ya está lista la decocción.

Normalmente se indica en cada una de las plantas o tisanas recomendadas el tiempo de ebullición adecuado.

En caso de duda siempre será mejor optar por el tiempo mínimo, un minuto, ya que éste suele considerarse suficiente, en la mayoría de casos, para extraer las propiedades curativas, asegurándonos de no dañar el principio vital de la planta.

En algunos casos, ocurre todo lo contrario, es decir, con algunas plantas o partes duras de ellas, es necesario un tiempo de ebullición muy superior a cinco minutos para extraer realmente las propiedades curativas.

Además de decocciones con agua también se hacen tales con leche como en el caso  de la Col.

Leave a Reply