Caracol romano

Caracol romano

Otros nombres: caracol de Borgoña, caracol de viña

Nombre zoológico: Helix pomatia (Helicidae)

Observación: Por supuesto, no se usan todos los caracoles, pero hay varias otras especies que se usan para los mismos fines como el caracol común de jardín (Helix aspersa) y la chaneta (Eobania vermiculata, misma familia). El caracol romano se cría en helicicultura (cría de caracoles).

Zoología:

Caracol terrestre hermafrodita de grandes partes de Europa (sin la Península Ibérica).

Partes empleadas:

La carne del pie, la baba.

Zooquímica:

Carne: proteínas, mucílagos.

Baba: helicina, alantoína.

Chaneta encima de una hoja de coliflor

Propiedades e indicaciones:

Como alimento, el caracol con sus proteínas y pocas grasas es un buen complemento para la alimentación común que suele llevar pocas proteínas.

Antiguamente la decocción se usaba de expectorante y contra la tuberculosis.

Recoger caracoles de la huerta para comerlos tiene como efecto secundario que se combate una plaga.

De forma parecida, la baba sirve contra la tos.

La baba por vía externa se usa para proteger la piel, tiene propiedades cicatrizantes.

Preparaciones y usos:

El caracol cocido (“escargot”).

Decocción del caracol.

Jarabes de tos con la baba.

Cremas con la baba.

Eobania vermiculata

Chanetas

Contraindicaciones y advertencias:

El caracol romano está protegido por la ley, no se puede coger en la naturaleza, así hay que recurrir a animales de helicicultura.

Nombres en otros idiomas:

(cat.) caragol de Borgonya, (pt.) escargot, (fr.) escargot de Bourgogne, (it.) chicciola borgognona, (in.) Burgundy snail, edible snail, escargot, (al.) Weinbergschnecke, (ru.) виноградная улитка

Enlace externo:

El uso medicinal del caracol romano desde la antigüedad hasta el presente (en inglés)

Leave a Reply