Anemia ferropénica

La anemia es la escasez de eritrocitos en la sangre. La forma más común es la anemia ferropénica, la anemia causada por falta de hierro. Puede ser que la persona no ingiera suficiente hierro; puede ser que el hierro no sea resorbido bien. También puede ser un trastorno del metabolismo que precise atención médica. Es más común entre mujeres por su pérdida mensual de sangre.

Comidas que llevan mucho hierro son las carnes y en particular el Hígado, y los Huevos. En la India se toma el aceite de hígado de la tortuga verde (Chelonia mydas). Sin embargo, no es aconsejable comer hígado de ganadería industrial porque acumula muchas toxinas. Quien no pueda conseguir hígado de producción casera, de ganadería ecológica o de caza, mejor busca otras fuentes de hierro.

Algunas hierbas aromáticas como la Albahaca y el Comino y plantas medicinales como la Cola de caballo, también la miel de Brezo y de Tomillo aceitunero y los frutos de Cáñamo llevan mucho hierro, sin embargo, no se suelen consumir en tan grandes cantidades como para abastecer el cuerpo con el hierro necesario. Las verduras de hojas por lo general llevan mucho hierro y pueden ser una parte considerable de la alimentación, por ejemplo: Espinaca, Chaya, Lechuga, Acelga, Ortiga, Diente de león, Moringa, Hinojo, Cebolla.

Algunas otras plantas: Trigo (integral), Avena (sin el salvado), Tomate, Membrillo, Dátil, Lenteja, AguacateEspirulina.

La Fumaria y el Polen estimulan la formación de glóbulos rojos.

Para resorber bien el hierro ayuda tomarlo con ácidos, sobre todo ácido ascórbico (vitamina C). Así la sabiduría ancestral nos enseña a comer lechugas, espinacas, pescado etc. con zumo de Limón (recién exprimido) o piel rallada de limón u otra fuente de vitamina C, también el vinagre ayuda. También es bueno tomar un vaso de zumo de Limón, Naranja u otro cítrico después de la comida. Y se recomienda mezclar la Espirulina con Acerola.

Una mezcla recomendada de zumos para la anemia es de Zanahoria, Naranja, Remolacha roja y Ortiga.

No es aconsejable tomar o Café justo después de una comida, sus taninos inhiben la resorción del hierro. Está contraindicado en el caso de anemias el uso interno de la Encina.

La leche de vaca inhibe la resorción del hierro. Por eso es aconsejable separar comidas ricas en hierro de leche o sustituir la leche de vaca por leche de yegua. En algunas tradiciones (como la de los maasai en el este de África cuya alimentación depende en primer lugar de productos de bovinos) prohíben el consumo de leche en las mismas comidas que el de sangre o carne.

Cada vez más surge la anemia como síntoma del veganismo (a veces gracias a la seducción por un naturópata irresponsable). En ese caso, la solución más natural es superar ese veganismo aunque requiera fuerza de voluntad.

Es imprescindible para la resorción del hierro la vitamina B12. Históricamente la falta de esta vitamina no jugaba gran papel pues está presente en la comida natural por los productos de animales (carne, leche, huevos). Hoy en día, como muchos de esos productos están llenos de hormonas, muchos huevos están llenos de antibióticos, la leche del comercio está biológicamente muerta y por eso es difícilmente digerible, cada vez más gente con acceso difícil a buenos productos, prefiere vivir sin productos de animales. La alternativa, mudarse al campo y tener sus propios animales, a muchos no les parece viable. Así tienen que encontrar otras fuentes de esa vitamina. La publicidad para la Espirulina a veces subraya que lleva vitamina B12, sin embargo, se ha encontrado que la forma presente en esa bacteria no es auténtica vitamina B12 sino una pseudovitamina B12 que el cuerpo humano no puede aprovechar. Así esta vitamina queda el mayor problema para las personas que no consumen productos de animales y tampoco quieren meterse suplementos sintéticos a base de petróleo.

Leave a Reply