Aceites esenciales aislados

Alambique

Alambique

Los aceites esenciales no son bien solubles en agua pero sí que se disuelven muy bien en vapor de agua. Por eso se extraen de las plantas a través de una destilación al vapor.

Con el alambique (foto) se obtiene un hidrolato que encima lleva el aceite esencial.

Durante este proceso, unas pocas sustancias cambian su química. Por ejemplo la matricina de la Manzanilla y la Milenrama se convierte en camazuleno.

También hay aceites esenciales que se extraen sin uso de calor, como los de las cáscaras de cítricos, por ejemplo del Limón, que se obtienen exprimiendo esas cáscaras.

Para el uso medicinal, hay que ir con cuidado con los aceites esenciales puesto que son unas substancias muy concentradas. No suelen ser aptos para el uso directo en contacto con el cuerpo, ni para ingerir ni para ponerlos en la piel, antes hay que diluirlos en alcohol o aceite.

Se usan los aceites esenciales aislados en la aromaterapia y para ambientar habitaciones. También se inhalan para liberar las vías respiratorias, por ejemplo de Eucalipto, Pino y Menta.

También pueden ser ingredientes de pomadas y jabones.

Leave a Reply